Natividad

Las comunidades de San José del Progreso, Magdalena y otras localidades del municipio de Ocotlán, reclaman que ilegalmente fueron entregadas concesiones a la empresa Natividad, de la canadiense Continnum Resosurces, en las que se estaría haciendo exploraciones y trabajos que atentan contra la voluntad de quienes habitan la zona.
Los y las comuneras fueron ante las autoridades a presentar formalmente sus reclamos, pero ante la nula respuesta de los representantes, decidieron desconocerlos y actuar por sus propios medios, desde entonces han tomado los campamentos de la minera, cortado las rutas de acceso y otra serie de medidas de fuerza siempre reprimida violentamente por fuerzas militares y policiales, lo que ha sido repudiado a nivel nacional e internacional.
La empresa canadiense posee concesiones en vastos dominios de Oaxaca y del vecino estado de Guerrero, lo que ha sembrado la incertidumbre y el descontento en las diversas poblaciones amenazadas por lo que sería la megamineía del oro y la plata en sus proximidades.
De hecho, solo con los trabajo de exploración ya se han secado irreversiblemente manantiales y acuíferos de la zona.
Además, segn se establece en el sitio web noalamina, la mina La natividad ha vertido en el cauce del río grande que atraviesa alrededor de 15 comunidades en la región, todos los desechos producto del beneficio del mineral con alto contenido toxico por los reactivos químicos que se utilizan causando con esto un gran daño a la ecología.

La comunidad de Capulalpam de Méndez, Oaxaca, exige en su Manifiesto de Capulalpam ? NO A LA MINA – el cierre definitivo e inmediato de la mina de la Natividad, el cese de las presiones por parte del gobierno y de las empresas transnacionales a la comunidad para otorgar permiso para la explotación minera, la restitución de los terrenos ocupados por la compañía minera a la comunidad de Capulalpam de Méndez y el pago por los daños ecológicos causados por la explotación minera a la comunidad de Capulalpam de Méndez