Los millonarios y la lucha por cobrar su fortuna