Zaniza

“Ya no queremos la mina”, dictaminan en Zaniza. La pobreza se ha impuesto en este pueblo indígena de la Sierra Sur, casi desde tiempos inmemoriales, pero nadie apuesta por la minería como una posibilidad de cambiar su destino, a pesar de estar encima de uno de los más grandes yacimientos de mineral de fierro.   “Nuestra pobreza no es moneda de cambio. No podemos vender la madre tierra que nos da de comer. Ni con un millón de pesos ni con un coche que nos den a cada quien nos van a convencer. La madre tierra siempre nos dará de comer, la minería solo unos años. ¿Y después?”, señala Eugenio López, residente del Comisariado de Bienes Comunales   Ahora los pueblos zapoteca, chatino y mixteco se han unido y junto con los mestizos, se organizaron en la defensa de sus recursos naturales para no permitir el reingreso de Altos Hornos de México (AHMSA) a Santa María Zaniza o a cualquier otro municipio de la Sierra Sur, una de las regiones con mayores índices de marginación.   Algunos de los primeros estudios técnicos sobre la presencia de hierro en Santa María Zaniza datan de febrero de 1949. Fueron realizados por el Instituto Nacional para la Investigación de Recursos Minerales. En esos estudios se determinó que los afloramientos de hierro se hallan distribuidos sobre una superficie de al menos ocho kilómetros cuadrados, ocupando la ladera occidental del Cerro de la Junta y el Picacho del Limonar, localizados en el Cerro Espina, en la Cúspide y la ladera occidental del Cerro Hondura del Gallo. La estimación de hierro en ese tiempo era de 12 mil 315 toneladas métricas ala vista.   En 1997, el entonces Grupo Acerero del Norte (GAN), (ahora Altos Hornos de México, S. A. (AHMSA)), una vez que obtuvo la concesión del gobierno federal, logró la autorización de las autoridades municipales y agrarias e ingresó a Santa María Zaniza para hacer estudios de exploración y certificarla existencia del mineral, pero el costo fue demasiado alto por las afectaciones al medio ambiente causadas en el desarrollo de la búsqueda.   Así, dos años después, las autoridades municipales y agrarias por acuerdo de Asamblea General suspendieron el permiso debido a la pésima experiencia vivida apenas durante el proyecto de exploración.   Actualmente, Altos Hornos de México S.S quiere volver a explorar y explotar estas reservas de hierro, pero los pueblos de Sierra Sur, en especial las comuneros de la localidad de Santa María de Zaniza se niegan a regalar sus recursos naturales a la minera.   Fuente: Noticias Voz e Imagen de Oaxaca, México  http://www.noticiasnet.mx/portal/oaxaca/general/grupos-vulnerables/127268-zaniza-mineria-¿entre-dios-diablo