San José/La Trinidad

La oposición a la mina La Trinidad de Fortuna Silver se viene llevando a cabo desde el año 2009.  Enfrentarse a la operación minera Fortuna Silver en San José del Progreso se ha convertido en algo cada vez más peligroso – e incluso mortal. El activista y miembro del CPUVO Bernardo Méndez fue muerto a tiros el 23 de enero de 2012 cuando, junto con un grupo de personas de San José, confrontó al personal trabajando en una tubería de agua en la comunidad. Sospechaban que la tubería desviaría el suministro de agua del pueblo – ya escaso – y sería usado para operaciones mineras. Los trabajadores se rehusaron a mostrar los permisos de trabajo que la multitud pedía. Se entabló una discusión y pronto la policía municipal llegó a la escena. Testigos reportan haber escuchado por la radio la voz del alcalde de San José, Alberto Sánchez Muñoz, dando a la policía órdenes de abrir fuego. Méndez recibió siete disparos y murió poco tiempo después. Otro miembro de la CPUVO, Abigail Vásquez, también fue baleada y herida de gravedad en el incidente.  Otro activista y miembro de la CPUVO fue asesinado dos meses después. El 15 de marzo de este año Bernardo Vásquez fue muerto a tiros cuando su vehículo fue emboscado en las afueras de San José. Su hermano, Andrés, y su amiga Rosalinda Canseco también fueron gravemente heridos en el ataque. Los médicos temían que la pierna de Rosalinda tuviera que ser amputada debido a las graves heridas de bala. El riesgo ha pasado, y actualmente Rosalinda se encuentra bajo terapia física. Nadie ha sido acusado de los crímenes a pesar de la existencia de lo que muchos observadores consideran como evidencia considerable y concreta – incluidas fotos de los presuntos agresores publicados en los medios de comunicación locales.  http://upsidedownworld.org/main/en-espatopmenu-81/3727-balas-y-sangre-el-alto-precio-de-la-resistencia-en-contra-de-la-mineria-en-san-jose-del-progreso