Proyecto Papagallos

A unos 150 kilómetros al Sur de San Carlos, a unos 15 km al sur de la Laguna del Diamante, en la cordillera de la provincia de Mendoza se encuentran los terrenos en disputas entre las comuniades agrícolas del Valle de Uco y la empresa Depromin.
El área donde se pretende realizar la exploración minera abarca el arroyo Papagallos, en la frontera con Chile. El Papagallos es afluente del Aguanda, que junto con el Yaucha, riegan el sur del Valle de Uco.

La Laguna del Diamante es la reserva de agua en estado líquido más grande de Mendoza. En la zona cordillerana con potencial minero están las nacientes de los ríos Papagayos y Yaucha, que riegan todo San Carlos. El posible daño de la actividad minera a estos acuíferos es una de las mayores motivaciones del conflicto.
Las primeras acciones públicas y asambleas de vecinos comienzan hacia finales de 2003.
El proyecto se encuentra hasta hoy detenido por impedimentos legales que la empresa no ha podido resolver. Los vecinos de San Carlos consiguieron el apoyo legislativo para ampliar el área protegida de la reserva Laguna del Diamante, de 28 mil a 170 mil hectáreas, dejando los cateos dentro del área protegida (donde no se permite la actividad). Lo mismo ocurre con los proyectos de Anglo American Ninu y Doña Inés, cercanos a Papagallos.