Patache

El daño ambiental comienza a manifestarse el 2005 y los habitantes de la caleta Chanavayita comenzaron a percibir anormales, intensos y desagradables olores, lo que provocó fuertes dolores de cabeza y frecuentes reflujos o vómitos en la población que solicitó inmediata atención médica el la posta local. Los habitantes lograron enterarse que los males olores provenían de la planta de molibdeno ubicada en Patache, a 11 km. al sur, pertenciente a la minera Doña Inés de Collahuasi. En enero 2008 el seremi salud fiscalizó la situación.