Pampa Colorada

Minera Escondida de BHP Billiton ingresó al SEIA el Estudio de Impacto Ambiental el 9 de enero del 2007. Desde entonces las comunidades están alertas atendiendo a dos cuestiones fundamentales: el consumo de agua de 1027 litros por segundo en una zona que ya sufre escasez, y la posesión de las tierras, pues donde piensa emplazarse el proyecto corresponde a tierras en disputa entre el Estado y las comunidades atacameñas. Si bien el Estado reconoce que esas tierras son indígenas y que se está en un proceso de reconocimiento y de traspaso de la propiedad luego de la aprobación de la ley indígena, la empresa asume que aún las tierras son fiscales y que no hay discusión al respecto.
La cantidad de agua que requería la empresa para funcionar era tan descabelladamente alta, que finalmente el proyecto fue medio ambientalmente rechazado en la Corema el 24 de octubre de 2007, sin embargo las comunidades permanecen en estado de alerta pues saben que las transnacionales no abandonan tan fácilmente sus negocios. De hecho, se supo que la empresa estaba buscando traer agua desde argentina o implementar nuevas plantas desalinizadoras.