Invierno

Isla Riesco está ubicada en la Región de Magallanes en la Antártica Chilena. El proyecto de explotación se basa en varias minas, la más avanzada es la Mina Invierno la cuál es propiedad de las empresas Ultramar y COPEC (de la cual afirma el Senador Muñoz, de Magallanes, “Acá se da la anomalía de que el propio Presidente de la República -Piñera- es accionista de COPEC“), e implica una inversión total de US$ 530 millones. El comienzo de las faenas mineras está proyectado para el 2012, las reservas podrían durar alrededor de 40 años. Uno de sus propietarios, Dag von Appen, propugna tanto las hidroeléctricas como la minería de carbón, diciendo que Chile no puede ser tan ambientalmente exigente como Estados Unidos o Alemania. Pero hay que entender que el exceso de energía eléctrica que se quiere producir en Chile no es para consumo de la población sino para las compañías mineras.

En agosto 2011 por el Consejo de Ministros decidió ratificar la aprobación de la Mina Invierno, el primero de cinco yacimientos de carbón que se pretenden instalar en la Isla Riesco, a unos 120 kilómetros de Punta Arenas. Ya en febrero del mismo año el Servicio de Evaluación Ambiental de Magallanes (SEA) dio su visto bueno a la iniciativa minera. Tanto organizaciones ciudadanas como ambientales apelaron a esta decisión y presentaron una serie de observaciones que fueron revisadas por los secretarios de Estado, tal como lo establece la normativa vigente. Precisamente, entre las observaciones acogidas está la solicitud de la ciudadanía de efectuar un estudio para el huemul y para el pájaro carpintero grande y determinar las medidas de mitigación que correspondan. A estas se suman algunas que se relacionan con la calidad del aire donde se le exige a las compañías que instale estaciones de material particulado sedimentable en los predios vecinos.

Un centenar de ambientalistas protestó de forma pacífica en las afueras Servicio de Evaluación Ambiental de Santiago, sin embargo, al finalizar la votación Carabineros dispersó a las personas que se encontraban en el lugar, con carros lanza aguas.

La materialización de la Mina Invierno, afectaría directamente 1.500 hectáreas, compuestas por bosques, lagunas, valles, humedales y praderas. Cerca de Isla Riesco está ubicado el Parque Marino Francisco Coloane, creado justamente para proteger a las ballenas que circulan en esta área, que pueden ser afectadas por las rutas de transporte del carbón. Además se teme una eventual contaminación de las aguas donde estas ballenas tienen su hábitat natural. Podrían morir algunas de esas especies y otras emigrar, es muy grave, alrededor de Isla Riesco conviven una serie de especies emblemáticas para Chile, como los pingüinos magallánicos, cuatro especies de delfines, entre ellos, el delfín chileno, que es una especie endémica y que está en una situación muy grave y también puede verse afectado por el tráfico marítimo y la contaminación.

Este proyecto llevará a una conjunción entre los impactos que tienen los vientos con material particulado y emisiones de azufre sobre todos los ecosistemas de la isla, con un área de dispersión enorme, además, el impacto de metales pesados en ecosistemas marinos del seno Otway y todo el mar interno, particularmente de la zona del puerto.

Fuente: Environmental Justice Organisations