Fenix

El proyecto de explotación de Niquel se sitúa en el occidente de Izabal, al sur de Guatemala. Se le conoce como el proyecto NIQUEGUA y fue abandonado el 82 por la empresa Exmibal. No obstante, a partir de esas minas abandonadas se reactiva el interés de explotación de este preciado mineral ahora por la minera Skye Resources.

La reactivación de proyecto debió ser sometida a evaluación ambiental, proceso acompañado de criticas y reacciones de las comunidades agrícolas que se oponen a la reactivación minera. A fines del 2007 el estudio ambiental de Skye Resources fue aprobado por las autoridades quedando en condiciones de inciar operaciones de readecuación de las instalaciones y construcción de nueva infraestructura que permita la producción de Níquel. Junto a la producción de níquel, la empresa pretende explotar ferroníquel, un mineral compuesto por 30% de níquel y 70 de hierro.

El conflicto entre la empresa minera y comunidades indígenas se basa en la falta de información y consulta a las comunidades que serán erradicadas de sus tierras para las operaciones mineras. Los reclamos hechos al Estado dicen relacion con la aprobación de las concesiones mineras sin considerar la existencia de poblaciones indígenas en el área.

Mientras tanto, las organizaciones ambientales crean conciencia e informan a las comunidades sobre los impactos mineros y sus riesgos para la agricultura, el agua, el suelo y la salud de la población.