Escobal

El Escobal es un yacimiento principalmente de plata y pertenece en su mayoría a la minera canadiense Tahoe Resources. La licencia de exploración fue otorgada a Goldcorp en 2007 cuando Kevin McArthur era presidente de la también compañía minera canadiense. Tres municipios adyacentes a San Rafael Las Flores han llevado a cabo consultas municipales de vecinos durante el 2011 y todas se han manifestado rotundamente en contra de la actividad minera. El municipio está ampliamente dividido sobre la actividad minera, ya que algunos se benefician a través de trabajos mientras muchos se preocupan por la contaminación del medio ambiente en una región altamente agropecuaria. Una de las principales preocupaciones en la región es la posible contaminación de la Laguna de Ayarza. El gran lago volcánico, similar en su formación al Lago de Atitlán, se sitúa a 2.5 kilómetros cuesta abajo del proyecto Escobal. Miembros del Comité Local en Defensa de la Vida señalan que un estudio geológico indica que tan solo 200 metros dividen los mantos acuíferos debajo de San Rafael Las Flores con un muro de la laguna. El drenaje ácido causado por la actividad minera a nivel industrial, un derrame accidental de cianuro o una brecha en el dique de colas – eventos desafortunadamente bastante comunes – podrían fácilmente contaminar los mantos acuíferos al igual que la Laguna de Ayarza. La intimidad entre Tahoe Resources y Goldcorp se expresa incluso en sus estrategias de criminalizar a personas que presentan resistencia en contra de sus proyectos. Así como Goldcorp ha denunciado criminalmente en San Marcos a casi 20 activistas de San Miguel Ixtahuacán, Tahoe ha intentado callar e intimidar a líderes comunitarios en San Rafael Las Flores con la misma estrategia. Fuente: http://www.mimundo-fotorreportajes.org/2012/04/el-legado-de-goldcorp-criminalizacion-y.html