El Cofre

Desde el año 2006 que la población de Paratía se encuentra en conflicto con la empresa CIEMSA por la contaminación de su territorio; contaminación que se ha producido principalmente por diversos episodios de derrame de relaves mineros.

En este contexto, pasaron seis años de contaminación e impunidad, y en el año 2012 los pobladores de Paratía, provincia de Lampa, se cansaron de los abusos de la empresa, y se organizaron para exigir el retiro de la Empresa Consorcio Ingenieros Ejecutores Mineros S.A. (CIEMSA) El Cofre, ya que ésta incumplió el acuerdo que se había firmado en el año 2008 con la comunidad.

El 18 de abril del año 2012 los pobladores quechua de Paratía y Santa Lucía comenzaron una jornada de protestas con bloqueo de carreteras y manifestaciones diversas, para exigir que el Proyecto minero Guadalupe (socavón continúo a la mina El Cofre) se retire de la zona de Paratía y Santa Lucía, y se aplicara el convenio 169 de la OIT y la declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de Pueblos Indígenas y de conformidad a la Constitución Política del Estado, exigiendo de inmediato el establecimiento de un comité multisectorial que evalúe el impacto ambiental ocasionado por la Minera CIEMSA durante los 17 años de operación.

Entre los hechos ocurridos, resultaron quemados algunas instalaciones de la empresa minera, por lo que CIEMSA realizó una denuncia a comuneros, criminalizando injustamente la protesta, ya que los comuneros señalan que fueron los mismos trabajadores de la mina quienes realizaron el incendio.

En un principio la empresa se negaba a llegar acuerdos con la comunidad, pero luego de las movilizaciones ésta emprendió una nueva estrategia para lograr que la comunidad firmara un nuevo acuerdo, obligando y presionando a los comuneros a firmar los documentos y poder así asegurar el permiso para la construcción de la mina Guadalupe.

A pesar de las movilizaciones y conversaciones establecidas entre la empresa y la comunidad, la empresa CIEMSA sigue operando en la zona, y el día 17 de enero del año 2013 se produjo un nuevo episodio de derrame de relaves con residuos tóxicos y metales pesados, y CIEMSA sigue impune a pesar del rechazo un grupo importante de campesinos y habitantes de Paratia.