Constancia

Las concesiones mineras en la provincia se han incrementado significativamente en los últimos años lo que preocupa a la población y las comunidades por los posibles impactos en el agua y el ambienta que podría afectar el desarrollo de actividades agropecuarias. Un reciente reporte del Observatorio de Conflictos Mineros del Perú da cuenta de que las concesiones mineras ?a diciembre del 2009- ocuparon 461,247 hectáreas, es decir el 85.78% del territorio de la provincia.

El Frente Único de Defensa de los Intereses de Chumbivilcas y la Municipalidad Provincial de Chumbivilcas han manifestado públicamente su preocupación y oposición a las concesiones mineras sin consulta con las comunidades ni la población. Esta posición es ratificada por I Congreso Provincial de Concertación y Tratativa Social sobre Minería, realizado en febrero de 2009, que acuerda demandar al gobierno regional y central la revisión de las concesiones mineras otorgadas en la provincia y la defensa de la actividad agropecuaria.

El 25 de junio la población de Chumbivilcas inicia un paro indefinido demandando al gobierno central atender la plataforma que se basa en los acuerdos del I Congreso provincial. Las protestas se extienden hasta el 4 de julio, cuando fue suspendido luego de la suscripción de un acuerdo con el gobierno central por el cual se informaría sobre la nueva ley de recursos hídricos a las comunidades y se revisarían las concesiones mineras otorgadas por el Ministerio de Energía y Minas. Posteriormente se inicia un proceso de dialogo para cumplir los acuerdos.

El Ministerio de Energía y Minas ha realizado diversos talleres en la provincia de Chumbivilcas (agosto de 2009) del que informa que la población no se opone a la actividad minera formal. Sin embargo, el alcalde la provincia y el Frente Único de Defensa continúan denunciando el incremente de las concesiones mineras en la provincia y en Frente otorga un nuevo plazo de 90 días para cumplir con los acuerdos (septiembre de 2009).

En el mes de octubre pobladores de varias comunidades de Chumbivilcas toman el campamento minero del proyecto Azuca de la minera Ares que viene realizando actividades de exploración en la provincia. Las organizaciones sociales y comunidades exigen el cierre del proyecto minero por la posible contaminación que generaría en la zona. La situación se agrava por la invasión de mineros informales que ocupan la cordillera Huanzo.

En el mes de noviembre la municipalidad mediante comunicado público anuncia la realización de una próxima consulta vecinal sobre las concesiones mineras. Esta consulta se realizaría en el año 2010.