Concesión Minera FHD-161

Mediante contrato de concesión minera FHD – 161 firmado el 27 de febrero de 2005 entre la empresa Inversiones Martínez Leroy Limitada -Invercoal S.A- y el Servicio Geológico Colombiano -INGEOMINAS- se otorga a Invercoal título minero para la extracción de carbón a cielo abierto y por socavón; el pretendido proyecto de explotación de carbón se ubica en el área de Río la Verde y Río Opón, que comprende las veredas Caño Bonito, Puerto Rico, Loma Seca y Quebrada Larga del Municipio de Vélez y las veredas Rio Blanco Alto, Mirador y Rio Blanco Bajo del Municipio de Landázuri en el Departamento de Santander afectaría a un estimado de 300 familias de manera directa.

La Corporación Autónoma Regional de Santander -CAS-, autoridad ambiental competente para otorgar licencia ambiental, mediante Resolución DGL 1162 del 21 de octubre de 2010
autoriza la explotación de 60.000 toneladas de carbón al mes; la toma de 3 lt/seg de agua, lo que implica más de 93 millones de litros de agua anual; el vertimiento de 0.83 lt/seg , es decir, más de 25 millones de litros de agua contaminada vertida sobre el Río Opón y, la remoción de más de 821.955 metros cúbicos de madera nativa así como la construcción de una planta de coquización para transformar el carbón extraído en carbón coque, lo que implica la combustión de éste a temperaturas entre los 500 y los 1100 °C, procedimiento que pretende realizarse en la misma zona de explotación.

Pese a lo anterior, dicho título minero, está viciado de nulidad toda vez que no ha sido sustraída la Zona de Reserva Forestal del Rio Magdalena creada mediante Ley 2 de 1959, como así lo manifiesto el Ministerio del Medio Ambiente y la Agencia Nacional Minera – ANM- en documentos que reposan en el expediente y donde se advierte sobre la imposibilidad de dar inicio a las obras de construcción y montaje propias del proyecto.

El titulo minero fue cedido a la empresa India SRSS Resources Mining cuyo capital de creación es de 100,000 Rupias, es decir, $ 3.114.941,61 de pesos colombianos, lo que genera un gran interrogante respecto de las obligaciones contractuales que surgen con la cesión del título minero aprobado por Agencia Nacional Minera y deja un amplio espectro de inseguridad por la posible ausencia de capital que cubra las obligaciones sociales y ambientales que devienen del Plan de Manejo Ambiental autorizado por la CAS.

Ante el avance indiscriminado del proyecto minero, que se encuentra en fase de explotación los y las habitantes de estos territorios iniciaron un plantón pacifico el día 3 de junio hasta el día 26 de diciembre día en el que se llevó a cabo un operativo policial dirigido por el Teniente Coronel Néstor Martínez y el Mayor Oscar Caballero para desalojar las personas y permitir la entrada de maquinaria que dará inicio a obras de extracción minera correspondientes al Título FHD – 161.

Las comunidades afectadas denuncian vulneración a sus derechos colectivos como lo son el goce a un medio ambiente sano, el equilibrio ecológico, la libre escogencia de un trabajo u oficio, la salubridad pública, la preservación del patrimonio y alegan no haber sido tenidos en cuenta en la socialización del proyecto.