Concesión minera 228982

Las actividades de la empresa Gan-Bo Minera Internacional asentada en Tequesquitlán, Municipio de Cuautitlán, Estado de Jalisco, han causado una alta contaminación en dos pozos de agua de esta comunidad, uno de ellos usado para la agricultura. Un estudio realizado por la compañía Análisis de Agua, con sede en Zapopan, revela que el líquido presenta niveles de hierro y manganeso que sobrepasan lo permitido por las normas ambientales. Los vecinos de Tequesquitlán exigieron este estudio, al notar como los cultivos de tomate y chayote comenzaron a sufrir los estragos de la contaminación. El temporal de lluvias es otra de las preocupaciones de los habitantes, debido a que los escurrimientos y filtraciones en el subsuelo aumentarán considerablemente.

Ante esto, los ejidatarios han realizado diversas acciones para denunciar y detener la contaminación de mantos fréaticos, la afectación de salud de las personas y el daño de la agricultura causada por la empresa, entre ellas, realizar un plantón en las puertas de la minera, impidiendo la entrada a los trabajadores para impedir las operaciones que contaminan. Así mismo, han organozado manifestaciones a Guadalajara, dando a conocer su terrible situación.

La minera GanBo tiene un prontuario de contaminación y abuso en el territorio. En 2007 la minera GanBo invadió un predio agrícola del comunero nahua Lino Roblada, en el ejido Ayotitlán, para explotar oro, plata y hierro. Los indígenas detuvieron maquinaria y trabajos y obligaron a la empresa a desistir.

Los ejidatarios de Tequesquitlán actualmente tienen paralizada, a través de un ámparo, las operaciones de la minera, lo que ha implicado dar el primer paso para expulsarla de su territorio.