Cerro San Pedro

El cerro San Pedro ubicado en San Luis Potosí fue históricamente un lugar donde se realizaban actividades mineras artesanales.
Comparado al Cerro Rico de Potosí en Bolivia, el Cerro San Pedro es también en la actualidad un polo de atracción de la minería transnacional.
La empresa San Xavier subsidiaria de Metallica Resources de procedencia canadiense aparece como propietaria de la mina mediante New Gold y ha avanzado su proceso de instalación de la mina que terminará „comiéndose“ al cerro San Pedro para la extracción de oro.

Con reservas probables de 3,5 millones de onzas de oro y poco menos de 140 millones de onzas de plata, la mina ha avanzado en la construcción de infraestructura a pesar que no tiene el respaldo legal para realizar estas actividades.

El FAO, Frente Amplio Opositor, es la organización que ha desarrollado la mayor oposición a la actividad minera por sus impactos en el agua, en el ambiente, en la salud de la población y efecto negativo en actividades alternativas que pueden desarrollarse en la zona.

La oposición de esta coalición ha demostrado la falta de bases legales para que la empresa realice sus actividades. Varios fallos judiciales han dado la razón a la comunidad organizada, sin embargo la empresa continúa con el desarrollo de su proyecto a pesar de operar fuera de la legalidad.

Campañas contra la actividad minera ilegal de San Xavier se realizan tanto en México como en Canadá, país de donde provienen las inversiones. Tienen como finalidad demostrar la inconveniencia y riesgo del desarrollo del proyecto minero y la oposición de la población aledaña.