Cerro Blanco

El proyecto fue autorizado el 22 de septiembre de 2007 por el gobierno del entonces presidente guatemalteco Óscar Berger (2004-2008), que concedió una licencia de exploración y explotación por un periodo de 25 años. Sin embargo, se encuentra emplazado en el Trifinio, sitio que fue propuesto por El Salvador, Honduras y Guatemala, como Reserva de la Biosfera ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), por lo tanto este proyecto minero no solo ha supuesto la oposición local sino también regional e internacional.
Las autoridades se defienden diciendo que el proyecto aún no entra en explotación (la que está presupuestada para el 2012), pero ecologistas y comunidades de Guatemala y Salvador han denunciado que una explotación de este tipo afectaría directamente a más de 40 comunidades de ambos países.
La empresa Entre Mares en tanto declara que aún no empiezan las faenas de explotación por lo tanto no podrían estar afectando las aguas (principal reclamo de los vecinos) y asegura que no se apartará de la normativa local, tal como hacen todas las transnacionales en el continente.