Aquila

La Comunidad indígena de San Miguel de Aquila está cansada de que no se les cumplan sus acuerdos establecidos con la empresa transnacional Ternium, de origen italo-argentino.

Desde los inicios de operación de esta mina, en el año 1998, han habido varias protestas de los comuneros, quienes acusan a la empresa de violar acuerdos. En noviembre de 2009 Ternium instaló una planta de trituración y preconcentración, lo que hizo necesario firmar otro acuerdo. Meses después, los nahuas se inconformaron porque no recibieron las regalías de 2010 y pidieron renegociar, pues el mineral se agota, el río está contaminado y Aquila, uno de los municipios más pobres de Michoacán, ha recibido pocos beneficios de la empresa. En abril de 2011, los comuneros acordaron con Ternium que ésta pagara 3.3 dólares por tonelada de hierro obtenida de la mina Las Encinas, lo que cumplió hasta marzo de 2012. Esta situación ha llevado ha que durante este periodo de negociaciones, hayan surgido rencillas entre los comuneros.

Con todos estos antecedentes, hoy la empresa pretende ampliar su capacidad productiva sin consultarle a los comuneros, señalando que poseen el permiso de Semarnat y de la Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente). Ante esto, los comuneros se han organizado y han puesto una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos porque la Profepa y la Semarnat otorgaron permisos sin consentimiento de los 469 comuneros. Al año 2013 los comuneros están preocupados por la contaminación del río Aquila, y no van a permitir que la empresa siga su expansión sin su consentimiento.