Angostura

paramos-2016ANGOSTURA MINA

Vetas y California son pueblos mineros de tradición hace 50 años, pero poco a poco se han vendido las licencias para los proyectos de Gran Minería. Esto ha generado conflictos por las condiciones desiguales de competencia entre los extranjeros y los nativos, ya que mientras a un pequeño minero le dan 1 año de prórroga, a las multinacionales les dan hasta 15 años de prorroga en la nueva reforma del Código Minero. El proyecto Angostura, que se ubica en medio de un ecosistema esencial de páramos y lagunas, proyecta un montaje a cielo abierto de ?bajo costo? que comenzará construcción a principios de 2010 y explotación a partir del 2011. Greystar afecta a la población de la región, por lo menos, de 4 maneras: la trasnacional es cómplice del desplazamiento, la expropiación territorial y el reordenamiento poblacional que ha causado el conflicto armado y el control militar en la zona; la implementación de un modelo de desarrollo con base en la Gran Minería, sin importar la vocación socioeconómica de los municipios, desconoce los derechos de participación y libre determinación de los habitantes locales; el proyecto minero a gran escala significa la apropiación de los ecosistemas esenciales del ciclo de agua y, por lo tanto, amenaza el derecho al ambiente sano en la región; el uso de prácticas indebidas por parte de la trasnacional atenta contra el derecho al trabajo y las condiciones de sustento y desarrollo endógeno de las comunidades locales. Sin embargo, no hay un proceso de consulta real con la comunidades locales, pues la empresa, con su política de no crear falsas expectativas, brinda poca información a las comunidades sobre el alcance de su proyecto minero, mientras promueve iniciativas sociales de ?corto-plazo? que son insuficientes para preparar a la comunidad frente a los impactos que vienen. Los cambios en la soberanía alimentaria y el abandono de la agricultura en la región son evidentes. Es incuestionable que Greystar tiene incidencia en las estructuras políticas de los gobiernos departamental y municipal. El proyecto Angostura genera un impacto irreversible sobre una zona fundamental de recarga hídrica (la microcuenca del río Vetas), la cual se rodea por un ecosistema esencial de páramos. Según INGEOMINAS, la producción en el distrito minero Vetas-California es mínima comparada con la que se espera desarrollar. De ahí que surge la inquietud sobre la magnitud de la producción de residuos esperados. Según Greystar, se están generando actualmente el 85% de los empleos en California (alrededor de 500 personas vinculadas al proceso de exploración), lo cual puede relativizarse, pues FESAMIN ha dicho que la economía de este municipio siempre se ha mantenido gracias a la pequeña minería, mientras la gran minería a cielo abierto es una actividad tecnificada que no requiere tanto personal local y el empleo está sujeto a condiciones de contratación temporal y a las fases de desarrollo financiero-productivo del proyecto aurífero.